martes, 28 de octubre de 2014

X-Wing: A bombas y a locas - No te quito el ojo de encima


Y aquí estamos de nuevo, oh viciosos de lo incongruente. Hoy vamos a ver un combo que aunque uso alguna vez, estaba pendiente de que lo confirmasen desde Edge, y la salida de las nuevas FAQ lo ha corroborado. 

Se basa en nuestros dos buenos amigos regaladores de concentraciones (ojos para los amigos…) Kyle Katarn y Garven Dreiss. ¿Y para que quiero regalar tanto ojo vamos digo yo…? Porque nadie lo sabe pero estos chicos son unos egoístas. No dan concentraciones a nadie, ¡se las quedan!

Vamos a ver antes de nada una posible lista con estos chicos:


He incluido como compañero a un bonito Ala-A con cohetes de protones, para darle un poco de publicidad a los ases rebeldes. Pero usualmente añado a Ibtisan, y así llamo a la lista… ¡El demonio! Por lo de los tres seises… (Lo explico porque ya sé que algunos hasta que no tomamos el café de las 15:00 no damos para más). Para enfrentarse a ella he escogido al señor Susurro, acompañado de unos coleguitas recién salidos de la academia. Deseosos de demostrar al imperio su valía, y su capacidad de dar 12 puntos de victoria al rival de un solo disparo.



Y desplegaremos, nuestras naves, Garven y Kyle siempre a menos de dos de distancia, y el tercero en discordia donde quiera (Depende de la estrategia del enemigo). El tablero de juego no es el oficial de 90x90 como se puede observar, pero no debería importarnos mucho.


Los primeros movimientos deberían ser cortos, para dar tiempo a Kyle a acaparar unos pocos ojos. Pero… ¿Cómo va a acaparar ojos si le has puesto la bola de pelo de Chewaka en vez de la especialista de reconocimiento? ¡Melon! Pues aquí entra en juego nuestro combo, antes siquiera de comenzar las hostilidades. R5-P9, hábilmente equipado en Garven Dreis, nos permitirá “transferir” la concentración de Garven a Kyle aunque no dispare ni defienda y aunque tenga los escudos al máximo.


Y a partir de aquí, y siempre que haya enemigos a distancia de tiro, Kyle le cederá un ojo (O concentración, para los puristas) para que Garven disponga de dos, uno para atacar y otro para defender. Esto nos permitirá tener siempre un mínimo de dos concentraciones con ambos pilotos, ya que no solo no perderemos la que Kyle asigna a Garven, si no que la que Garven se asigna a sí mismo la recoge y acumula Kyle gracias a la maravillosa Moldy Crow. Recordar atacar siempre con Garven primero, para que llegado su turno, Kyle tenga ojos suficientes aunque los haya gastado por ser el objetivo de todos los enemigos.


Dos dados de defensa y muchos ojos a nuestra disposición, unido a determinación (En esta partida demostración salvo a la Moldy Crow de dos críticos) y Chewaka, hará que la Moldy se vuelva extraordinariamente resistente, igual que el X-Wing de Garven, que no solo esquivará bastantes impactos, si no que podrá ir recuperando escudos poco a poco y estar siempre en buena forma. Además de tener reserva de ojos ambas naves aunque alguna solape y pierda su acción.


Nuestro acompañante flanqueador y sus demoledores cohetes de protones, unido a concentrar el fuego de Garven y Kyle nos puede permitir destruir dos Cazas Tie en un solo turno, sin que recibamos demasiados daños.


Y a partir de aquí el combo “No te quito el ojo de encima” puede dar inicio a un contrabando de ojos para aquí ojos para allí que hará que tu rival piense enfrentarse a un trilero neoyorkino ¿Dónde está el ojo? ¿Donde está el ojo? ¿En esta nave o en esta? Que dará mucho que hablar, y mucho dinero a biodramina, porque es un mareo de ojos para ti ojos para mi… Destacar que es un combo que funciona muy bien sobre todo en las etapas finales de las partidas. Cuando tus rivales están todos dañados o mal posicionados, tú tienes una torreta, una nave que regenera escudos, y muchas acciones a tu disposición.


Y hasta aquí la pequeña demostración de cómo hacer una lista muy divertida con dos naves caídas en el olvido, a las que se puede aderezar con casi cualquier otra, dado que el combo lo efectúan entre ellas solas cualquier opción es buena, podemos poner un mini-enjambre de Z-95, un Ala-B poderoso, Luke y R2-D2…

Así que como diría el maestro “Bueno bueno bueno Trandoshan, me mola tu royo pero el Wookie no es ventrílocuo” y hasta aquí hemos llegado. En el próximo capítulo, veremos mi clásico de los torneos, una lista que mis enemigos han bautizado con… “¿Cómo que seis dados

Desde la cabina de la Furius Vulture, Sombrío.

6 comentarios:

  1. Como siempre demostrando que hay mucha vida en este juego, solo hay que darle al coco. Muchas gracias una lista muy interesante y puñetera.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el articulo! Por cierto de donde han salido esos pedazo de asteroides???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, de donde se sacan? me han molado las peanas.

      Eliminar
  3. ¡Chapó! Un gran artículo una vez más. En cuanto a la siguiente lista, si es la que jugaste contra mí en el Nacional sé que a más de uno le va a molar. ¡Cuervos POWAAAA!

    ResponderEliminar
  4. Los meteoritos son caseros, metacrilato recortado, un par de imanes, una piedra pintada y pegamento. El efecto de jugar con meteoritos tridimensionales reconozco que es fenómeno. Lo recomiendo sin duda.

    ResponderEliminar
  5. genial el articulo, y escrito de forma muy divertida. Me ha gustado la mencion a "Determinacion", una de mis cartas favorita (y una de las mas infravalorada), imprescindible -para mi- en el Capitan Jonus

    ResponderEliminar